Archive for Lo que siento

19J: Si luchas puedes perder, sino luchas estás perdido

Hoy, casi un mes después de mi último post, me siento delante de mi ordenador con los dedos hiperactivos para intentar traducir con palabras todo lo que mis ojos han visto durante 4 horas esta tarde.

Niños con tambores, gritando “No nos representan”; jóvenes pidiendo perdón si te daban un codazo o pisotón desinteresado e inocente; adultos sintiéndose jóvenes y compartiendo charlas mientras sujetaban a sus hijos en brazos, los montaban sobre sus hombros y le susurraban al oído “Mira hijo, tú cambiarás el mundo”; y abuel@s con lágrimas en los ojos al ver que toda una generación dormida y aletargada durante años, salía por fin a la calle en masa.

Hoy he visto mucho menos de lo que jamás haya podido sentir, como persona, como mujer, como joven, como periodista y como humana.

He visto como aquello que solía pensar años atrás de que el mayor poder lo tenían las personas, se ha convertido en una realidad.

Levantar la cabeza y ver como pasa el helicóptero de la policía y a su vez 4 palomas y gaviotas; escuchar y sentir a 270.000 personas gritando sordamente; andar despacio para llegar lejos; cruzarte con Mossos d´Esquadra y darle la espalda; verlos taparse la cara por verguenza; gritar, gritar tan alto que todo el mundo escuche; y es que ésto es historia… porque, “aunque no salgamos en los periódicos”, ni en las televisiones, ni en las radios, “saldremos en los libros de historia”

Me sentí, hasta hace bien poquito, una desgraciada por haber nacido en 1985 y vivir este mal momento, pero hoy 19 de junio, me voy a la cama feliz de haber nacido un año después de 1984, porque lo que  hemos vivido hoy cientos de miles de personas es algo único, es una sensación abierta de libertad, es la esencia humana de tener derecho a exigir lo que nos pertenece, una vida digna, simplemente eso.

Y con lágrimas en los ojos me siento muy orgullosa de todo ésto que está pasando, de tener la oportunidad de haberlo vivido y poder contarlo. Por fin nos hemos dado cuenta de lo imporante que es no quedarse de brazos cruzados – los que hacen eso son la verdadera generación perdida- y salir a la calle y luchar, porque ya se sabe…si luchas puedes perder, pero sino luchas, amigo, ya has perdido…

Salí a la calle con mi móvil, desde el que escribo ésto y por el que he podido tomar algunas fotos que sólo son un mísera parte de lo real que ha sido esta manifestación en Barcelona.